Jurisprudencia sobre Transporte de mercancias Peligrosas

Accidentes     Alcohol     Laboral     Seguro     Formacion    Documentacion    Lavado de cisternas   
Panel naranja     Etiquetas     Extintores     Homologacion     Equipo diverso     Itinerarios     Estiba     otros
Inicio
Escríbenos
Mapa del sitio
Foro de opinión
Últimas noticias
Blog de noticias
Por Nº ONU
Listado
Búsquedas

Contratar consejeros
Sanciones 2013
Sentencias
Autoridades
Transportista ADR

Contratar formación
Consejero a distancia
Consejero presencial
Consejeros ferrocarril
Cursos a medida

Comprar libros
Consejero
ADR 2015
RID 2013
IMDG 2006
Didácticos
Técnicos
Jurídicos
Normativa

Test conductor ADR 2012
Test conductor cisternas
Test conductor explosivos
Test conductor radiactivos

Test conductor CAP 2013
Común Conducción racional
Común Normativa
Común Seguridad Vial
Mercancias Conducción racional
Mercancias Normativa
Mercancias Seguridad Vial

Test transportista 2013
Derecho privado
Empresario mercantil
Derecho social
Derecho fiscal
Comercial y financiero
Acceso al mercado
Explotación y técnica
Seguridad en carretera

Test consejero ADR 2015
Test consejero Exlosivos
Test consejero Gas
Test consejero Radiactivos
Test consejero Hidrocarburos
Test consejero Resto

Legislacion
ADR 2015 carretera
RID 2015 ferrocarril
IMDG 2012 marítimo
OACI 2013 aviación civil
IATA 2013 agencias tte

NºPEL
NºONU
Carta de porte
Instrucciones escritas
Expedidores

Transportistas
Proveedores
Anuncios
Envases ADR
Etiquetas ADR
Almacén APQ

Fotos ADR
Cisternas ADR
Prácticas en Aymair
Simulacro en León
Simulacro en Torrejón
Curso en Fuenlabrada

Emergencias
Carreteras
Restricciones
Los Alfaques
Prevencion

Medioambiente
Gestores de residuos
Catálogo de residuos

JUR 2005\271929

 Tribunal Superior de Justicia  Castilla y León, Valladolid, núm. 1880/2005 (Sala de lo Social, Sección 1ª), de 31 octubre

Jurisdicción: Social

Recurso de Suplicación núm. 1880/2005.

Ponente: Ilmo. Sr. D. Rafael Antonio López Parada.


T.S.J.CASTILLA-LEON SOCIAL

VALLADOLID

SENTENCIA: 01880/2005

Rec. Núm.1880/2.005

Ilmos. Sres.:

Dª Mª Luisa Segoviano Astaburuaga

Presidente

D. Emilio Alvarez Anllo

D. Rafael Antonio López Parada

En Valladolid, a treinta y uno de octubre de dos mil cinco.

La Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, sede de Valladolid, compuesta por los Ilmos. Sres. anteriormente citados, ha dictado la siguiente:

SENTENCIA

En el Recurso de Suplicación núm. 1.880 de 2005 interpuesto por Esteban contra la Sentencia del Juzgado de lo Social de Zamora de fecha 30 de Junio de 2.005, (autos nº 1166/2.004), dictada en virtud de demanda promovida por referido actor, contra GASOLEOS FONTANILLAS, S.L. Y EL MINISTERIO FISCAL, sobre DESPIDO.

Ha actuado como Ponente el Ilmo. Sr. DON Rafael Antonio López Parada.

ANTECEDENTES DE HECHO

primero.-Con fecha 27 de diciembre de 2004, se presentó en el Juzgado de lo Social de Zamora demanda formulada por la parte actora, en la que solicitaba se dictase sentencia en los términos que figuran en el Suplico de la misma. Admitida la demanda y celebrado el juicio, se dictó sentencia en los términos que consta en su parte dispositiva.

Segundo.- En referida Sentencia y como Hechos Probados constan los siguientes:" hechos probados: "PRIMERO.- El actor, D. Esteban, ha estado prestando sus servicios por cuenta y bajo la dependencia de la empresa GASOLEOS FONTANILLA S.L., desde el 6/9/00, haciéndolo como conductor, a jornada completa, y devengando un salario mensual de 1.252,99 Euros SEGUNDO.- Se dedica la empresa, sita en Fontanillas de Castro (Zamora), a la distribución de carburantes y combustibles, disponiendo de planta cargadora en San Cebrian de Castro (Zamora)TERCERO.- En 19/11/04, la empresa hizo entrega al actor de una carta, cuyo tenor literal se da por reproducido, y en la que le comunicaba su despido, por motivos disciplinarios y con efectos del 22/11/04, que amparaba, en síntesis, en haber superado sistemáticamente las velocidades permitidas durante la primera quincena de Octubre.- Disconforme, el interesado instó conciliación ante la OTT, en 24/11/04; e, intentada sin efecto en 9/12/04, formuló, en 27/12/04, la demanda origen de éstas actuaciones CUARTO.- Estuvo el actor en incapacidad temporal por enfermedad común desde el 20/4/04 al 18/6/04, en cuyo periodo la empresa contrató a un sustituto, y lo está desde el 18/10/04 . QUINTO.- Durante la primera quincena del mes deOctubre de 2004, el actor trabajó con un camión matrícula FU-....-F, de capacidad inferior a 10 TM, Y con otro, provisto de la matrícula FI- ....-F, que sobrepasa las 12 TM; ambos vehículos tienen. instalados tacografos, periódicamente revisados por empresa autorizada al efecto, y el último cuenta con limitador de velocidad de serie, habiendo superado los dos camiones la ITV, sin que se haya probado que, durante el periodo de referencia, acusaran alguna disfunción SEXTO.- Revisa la empresa los discos diagrama del tacógrafo quincenalmente SEPTIMO.- Queda probado que del 1 al 15 del Octubre, el actor entregó la mercancía en las siguientes localidades:

.- Día 1: Villafáfila - Bretocino - Granja de Moreruela, haciéndolo con el camión grande y devolviendo el sobrante a planta a las 19:20 hs.- Colocó el disco en el tacógrafo a las 14:15 horas.-

.- Dia 4: Faramontanos (3 entregas)-Pozuelo de Tábara-San Martin de Tábara (2 entregas)- Riofrío de Aliste-Olmillo de Castro (2 entregas), haciéndolo con el camión grande y devolviendo el sobrante a la planta a las 14:14 hs.- El primer movimiento que registra el disco fue a las 9:40 hs.

.- Día 5: Faramontanos de Tábara-Tabara-Sesnandez (2 entregas)- Benavente, haciéndolo con el camión grande y devolviendo el sobrante a la planta a las 12:34 hasta. Villalazan:Toro- Pozoantiguo. Bustillo de Oro. Monfarracinos, haciéndolo con el camión pequeño y devolviendo el sobrante a la planta a las 19:10 hs.

.- Día 6: Granja de Moreruela (4 entregas)- Saldaña- Valdescorriel- Riego del Camino, haciéndolo con el camión grande y devolviendo el sobrante a la planta a las 12:37 hs.-

Moreruela- Valcabado (3 entregas)- Matilla la Seca- Coreses (2 entregas)- Villa nueva de la Lampreana, haciéndolo con el camión grande y devolviendo el sobrante a la planta a las 20:32 hs.-

.- Día 7: San Miguel de la Ribera - Coreses (2 entregas)- Villaralbo- San Cebrian de Castro, haciéndolo con el camión grande y devolviendo el sobrante a la planta a las 20:17 hs.-

I NO se han aportado los discos de tacógrafo correspondientes a tales días.-

.- Día 8: Santa Eladia de Tábara (2 entregas)- Manzanal del barco- Losilla (5 entregas)- Marquiz de Alba (3 entregas)-Olmillos de Castro- Santa Eufemia del Barco (2 entregas)- Pozuelo de Tábara, haciéndolo con el camión grande y devolviendo el sobrante a la planta a las 19:55 hs.-

.- Día 9: Santa Eufemia del Barco (4 entregas)- Perilla de Castro (2 entregas)- Pozuelo de Tábara - Montamarta - Palacios del Pan - Andavías, haciéndolo con el camión pequeño y devolviendo el sobrante a la planta a las 13:49 hs.-

.- Día 11: Fontanillas de Castro, devolviendo el sobrante a la planta a las 12:29 Hs.- Zamora (1 entrega) devolviendo a planta el sobrante a las 15:59 hs.- Zamora (2 entregas) devolviendo el sobrante a planta a las 20:38 hs.- Realizó todos lor recorridos con el camión pequeño.-

.- Día 13: Pajares de la Lampreana (5 entregas)- Arquillinos (3 entregas)- Belver de los Montes- Vezdemarban (2 entregas)- Fuentesecas, haciéndolo con el camión grande y devolviendo el sóbrante a la planta a las 15:48 hs.- Pueblica de Campean- Mogatar (4entregas) -Andavías (4 entregas), haciéndolo con el camión grande y devolviendo el sobrante a la plal1ta a las 20:27 hs.-

.- Día 14: Benavente (2 entregas) San Esteban del Molar - Villaveza del Ría (3 entregas)- Granja de Moreruela, haciéndolo con el camión grande y devolviendo el sobrante a la planta a las 13:45 hs.-

.- Día 15: Moreruela de Tabara - Santa Eufermia (2 entregas)- Faramontanos de Tábara (3 entregas) - Ferreras de Abajo. Tábara - Muga de Alba - Manzanal del Barco, haciéndolo con el camión grande, y devolviendo el sobrante a la planta a las 21:13 horas.-

.- Día 16: San Pedro de las Cuevas (2 entregas)- Perilla de Castro- Benegiles, haciéndolo con el camión grande, y devolviendo el sobrante a la planta a las 14:55 horas.- OCTAVO.- Al finalizar sus jornadas de trabajo, el actor no retiraba el disco diagrama del tacógrafo, haciéndolo, en ocasiones, al inicio del jornada el siguiente día en que tuviera que utilizar el camión, sustituyéndolo por otro; pero, no simpre; de forma que se han aportado discos que reflejan los recorridos de dos días distintos, de forma superpuesta o no; Así: A) Introduce el disco el día 1, sobre las 14:15 hs., y no lo extrae hasta el día 4, una vez finalizada la jornada de trabajo, por lo que en un mismo disco se registran los movimientos de los dos días; B) En relación con día 5, no se ha aportado el disco correspondiente al recorrido con el camión grande, a menos que fuera el mismo que después introdujera en el camión pequeño, no siendo extraído hasta que el dia 9 vuelve a hacer uso del camión y lo sustituye por otro.- C) Coloca el disco al iniciar su jornada el día 8 y no lo extrae hasta el día 14, por lo que en el diagrama se reflejan los movimientos de los días 8 y 13, en que utilizó este mismo camión, de forma superpuesta; D) El disco que coloca el día 9 no lo sustitutuye o hasta el día 11, desconociéndose cuando se extrajo este. último; E) Introduce el disco el día 14 y no lo extrae hasta el 16, pqr. lo que el disco refleja los movimientos de los días 14 y 15 superpuestos.- y, F) El disco del 16 tam9ién quedó en el camión al finalizar la jornada.- No se han aportado los discos de los días 6 y 7.- NOVENO.- No obstante lo anterior, y pese a que, excepción hecha del día 14, en que durante un tramo circuló por autovía, los recorridos se realizaron por carreteras convencionales, en ocasiones provistas de arcen inferiores a 1,5 ms.-, las velocidades medias a que condujo el actor durante la totalidad de los días a que refieren los discos aportados fueron de 80 Km/hora o superiores DECIMO.- No consta que el actor hubiera sido sancionado por exceso de velocidad, aunque tampoco que se topara con ningún control de tráfico

Tercero.- Interpuesto Recurso de Suplicación contra dicha Sentencia por la parte demandante, fue impugnado por la parte demandada. Elevados los autos a esta Sala se designó Ponente, acordándose la participación a las partes de tal designación.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO.-El primer motivo de recurso se ampara en la letra b del artículo 191 de la Ley de Procedimiento Laboral y pretende introducir diversas modificaciones en la relación de hechos probados. Con carácter previo hay que recordar que el recurso de suplicación tiene naturaleza extraordinaria y no constituye una apelación o segunda instancia, dado que en el proceso laboral solamente existe una instancia, de manera que es el Magistrado de instancia el competente para la práctica y valoración de las pruebas con arreglo a los principios de inmediación, oralidad y concentración. Aunque el apartado b del artículo 191 de La Ley de Procedimiento Laboral permite la revisión de los hechos declarados probados en la sentencia de instancia a través de los correspondientes motivos de suplicación, esta posibilidad de revisión es limitada, dada la naturaleza extraordinaria del recurso y el principio de instancia única. De acuerdo con una conocida y reiterada doctrina jurisprudencial, proveniente de la establecida por el Tribunal Supremo en el supuesto análogo de la casación, para que dicha revisión pueda prosperar es preciso que el motivo de recurso amparado en la letra b del artículo 191 de la Ley de Procedimiento Laboral cumpla los siguientes requisitos formales:

a) Debe concretar exactamente el ordinal de la relación fáctica de instancia que haya de ser objeto de revisión;

b) Debe señalar el sentido en que ha de ser revisado, es decir, si hay que adicionar, suprimir o modificar algo; y

c) Debe proponer, mediante un texto alternativo al contenido en la sentencia de instancia, la nueva redacción que debe darse al hecho probado, salvo se pida la supresión total del correspondiente ordinal del relato fáctico.

El incumplimiento de estos requisitos determina el fracaso del motivo de revisión fáctica, sin necesidad de entrar en su análisis. Si tales requisitos se cumpliesen, la revisión podría prosperar siempre y cuando:

a) Se apoye la pretensión en prueba documental o pericial;

b) Dicha prueba obre en autos o haya sido aportada en trámite de suplicación válidamente conforme al artículo 231 de la Ley de Procedimiento Laboral.

c) Se concrete con exactitud el documento o pericia en el que se funda la revisión fáctica pretendida;

d) Se evidencie el error del Juzgador de instancia de la prueba documental o pericial señalada por el recurrente y no se limite a conjeturas o hipótesis realizados a partir de la misma; y

e) La revisión tenga trascendencia para provocar la anulación de la sentencia o la revocación del fallo mediante la estimación del recurso de suplicación.

Lo que en ningún caso puede pretenderse en suplicación es una nueva valoración por parte del Tribunal Superior del conjunto de la prueba practicada en instancia, ni la práctica de nuevas pruebas (con la excepción en este caso de lo dispuesto en el artículo 231 de la Ley de Procedimiento Laboral).

Desde estas premisas hemos de analizar las pretensiones de reforma fáctica del recurrente. La primera, que quiere suprimir en el ordinal quinto la referencia a que los tacógrafos funcionaban correctamente, solamente manifiesta la discrepancia del recurrente con la valoración probatoria de la Magistrada, pero no demuestra error alguno en esta valoración resultante de prueba pericial o documental, debiendo reseñarse cómo en su sentencia la Magistrada de instancia justifica suficientemente los motivos de su apreciación. Lo mismo cabe decir de la pretensión de supresión del ordinal sexto, debiendo destacarse que en todo caso la modificación sería irrelevante, puesto que de la periodicidad de la revisión de los tacógrafos no se desprende conclusión alguna en orden a la revisión del fallo. La cuestión es que los tacógrafos constituyen una prueba documental, que es la que ha sido valorada por la juzgadora de instancia. Las eventuales vulneraciones de la legalidad procesal en la admisión y práctica de dicha prueba darían lugar en su caso y si se hubiese formulado protesta en el acto del juicio a la nulidad de actuaciones, la que con independencia de toda otra consideración no puede ser acordada por no haber sido pedida. Lo relevante en definitiva es que en base a dicha prueba, cuyas vicisitudes son irrelevantes de cara a su transcripción en los hechos probados, resultan las conclusiones de los ordinales octavo y noveno, esto es, que el actor vulneró el sistema de control de la conducción a través de tacógrafos mediante su uso negligente y que además superó con creces de forma reiterada los límites reglamentarios de velocidad. Toda la argumentación empleada por el recurrente sobre el citado ordinal octavo no es más que un alegato sobre la valoración que según él hubiera sido correcta de la prueba presentada, pero finalmente no concluye en una pretensión de modificación del tenor del ordinal octavo, sino solamente del ordinal noveno, para decir que no ha quedado acreditado el tipo de carretera en el que se efectuaron los recorridos, ni la velocidad a la que circuló el actor en cada tramo. En definitiva se trata de una discrepancia en la valoración de la prueba documental mediante tacógrafos, prueba válida y admitida en juicio, sin que se pida la nulidad por causa alguna, y que ha sido valorada por la Magistrada de instancia alcanzando las conclusiones que figuran en los hechos probados y que no quedan desvirtuadas por los alegatos del actor, que sólo demuestran que quizá hubiera sido posible otra interpretación del material probatorio más favorable a sus intereses, pero no que la adoptada por la juzgadora de instancia sea errónea.

Finalmente no se justifica el motivo de que en el ordinal décimo se suprima la referencia a que el actor no se encontró con controles de velocidad de la Guardia Civil de Tráfico, puesto que no se alega prueba documental o pericial alguna que demuestre lo contrario.

Todo lo cual lleva a la desestimación de este motivo de recurso en su integridad.

SEGUNDO.-El segundo motivo de recurso se ampara en la letra c del artículo 191 de la Ley de Procedimiento Laboral y denuncia la vulneración por la sentencia de instancia de lo dispuesto en el artículo 54.2.d del Estatuto de los Trabajadores, por entender que de los hechos probados, en la redacción pretendida por el recurrente, no resulta la comisión por el actor de una falta laboral grave y susceptible de justificar el despido disciplinario del que fue objeto. Sin embargo de tales hechos lo que resulta es que el actor, que conduce un camión de transporte de mercancias peligrosas (gasóleo), ha superado sistemática y gravemente durante los periodos referidos en la carta de despido las velocidades máximas permitidas por los reglamentos de tráfico, con el consiguiente riesgo que ello implica para la seguridad del vehículo y de la circulación en general, implicando con ello la responsabilidad de su propia empresa empleadora en cuanto tal y como titular de los vehículos conducidos por el actor. A esta conducta, ya suficientemente grave, se añade el hecho del manejo descuidado de los mecanismos de control (tacógrafos), lo que también podría implicar la responsabilidad de su propia empleadora frente a las autoridades de tráfico. Aún cuando en esta materia pudiera ser de aplicación la doctrina gradualista a la que alude el recurrente, lo cierto es que no cabe en este caso acudir a la misma, dado que la entidad de las vulneraciones contractuales que se han dado por probadas en la sentencia de instancia, tomando en consideración las circunstancias concurrentes, justifican la medida disciplinaria de despido adoptada.

Vistos los preceptos legales citados y los demás de general y pertinente aplicación al caso.

Por lo expuesto y

EN NOMBRE DEL REY

FALLAMOS

Desestimar el recurso de suplicación presentado por D. Esteban contra la sentencia de 30 de junio de 2005 del Juzgado de lo Social número de Zamora (autos 1166/2004), confirmando el fallo de la misma

Notifíquese la presente a las partes a la Fiscalía de este Tribunal Superior de Justicia en su sede de esta capital. Para su unión al rollo de su razón, líbrese la correspondiente certificación, incorporándose su original al libro de sentencias.

Firme que sea esta sentencia, devuélvanse los autos, junto con la certificación de aquella al Juzgado de procedencia para su ejecución.

Así lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

PUBLICACION.- En la misma fecha fue leída y publicada la anterior Sentencia por el Ilmo. Sr. Magistrado Ponente, celebrando Audiencia Pública en esta Sala de lo Social. Doy fe.




TraficoADR (2001-2011) La Jurisprudencia es de dominio público, por lo tanto reproducción libre    Inicio    traficoadr@gmail.com Política de privacidad y aviso legal